En Agosto de 2014 cinco mujeres de entre 39 y 66 años quedaron para comer y retomar una idea que llevaban valorando desde hacía años… vivir juntas cuando se jubilasen, cuando sus hijos fueran ya independientes. Pero puestas a cambiar las cosas, ¿por qué no plantear una convivencia intergeneracional? No se lo pensaron dos veces y pasaron de la idea a la acción, no hay otro camino.

Se lanzaron a investigar sobre lo que llamaban Co-Housing y sobre otros modelos existentes en el mundo, viajaron por España para conocer algunas experiencias que ya estaban funcionando o en proyecto, estudiaron formas jurídicas para desarrollar la iniciativa y empezaron a hablar del tema con las personas de su entorno. Pronto se dieron cuenta que la idea podía ser el principio de una aventura vital apasionante. Contactaron con diversos profesionales para aportar su conocimiento al proyecto, economistas, abogadas y arquitectos [F5wap].

En julio de 2015 ya eran la “Asociación Axuntase” y desde el 22 de febrero de 2018 “AXUNTASE Sociedad Cooperativa Asturiana de Iniciativa Social”.

Presentaron su proyecto ante asociaciones y colectivos, en la Facultad de Pedagogía y Psicología de la Universidad de Oviedo y organizaron con éxito Jornadas de divulgación y formación con títulos como:  “Decidiendo nuestra forma de vivir” y “Espacios de vida sostenible”.

El objetivo es crear un lugar que sea fruto de la inteligencia y la voluntad colectiva donde:

-Haya convivencia e independencia como conceptos complementarios. Equilibrio entre vida privada y vida comunitaria, el grupo decidirá cómo.

-Donde el calor humano permita disfrutar de nuestro casa y nuestro tiempo.

-Integrarnos en la comunidad vecinal en la que nos instalemos.

-Socializar nuestros recursos.

-Hacer un proyecto autogestionado, queremos seguir dirigiendo nuestras vidas, siendo personas autónomas.

-Hacerlo de alguna manera intergeneracional, queremos construir un lugar atractivo y vital hacia dentro y hacia el exterior, para todas las edades, no solo hacer cosas para mayores.

En el diseño del hábitat arquitectónico la pauta será la sostenibilidad:

     Social: ayuda mutua, compañía, desarrollo personal conjunto, integración en la comunidad, asentamiento de población en entorno rural.

Económica: socialización de recursos, gastos, acceso a servicios

 Medioambiental: bajo consumo de energía , utilización de energías renovables, bioconstrucción, aplicación de estrategias bioclimáticas, etc.

“El modelo Cohousing ataca directamente la soledad, el aburrimiento, la impotencia, la inseguridad y el miedo.
Deseamos vivir en nuestra casa, un espacio cálido, agradable y deseable, abierto al autogobierno, la participación, el control de la propia vida, íntimo y cotidiano.”