Proyecto

Polideportivo en Trubia. Oviedo

Cliente

Ayuntamiento de Oviedo

Observaciones

Concurso de ideas. 1er premio

Memoria

Una parcela descontextualizada en un extremo del núcleo urbano; una trama carente de hitos que generen identidad urbana, eclipsada por la presencia de la Fábrica de armas. La industria y su evolución en el centro de la memoria colectiva. El río y su valle como realidad física.

Con este contexto como tablero de trabajo nos plantemos como reto resolver un programa sencillo de equipamiento deportivo colectivo con una propuesta capaz de aportar identidad, orden y sentido urbano al entorno construido.

Como un condicionante más del proyecto se incorporaron estrategias bioclimáticas para mejorar el confort ambiental tanto en el interior como en el exterior del recinto. De ahí que una de las primeras medidas fue situar el volumen principal orientando la pista en un eje este-oeste que permite liberar la mayor parte de la parcela al sur para generar un nuevo espacio libre de ocio-juego protegido de la polución y el ruido del tráfico conectado visualmente con la pista y su grada. Al norte se situará el acceso y la conexión peatonal con el núcleo urbano a través de una nueva plaza en la que la imagen icónica de una gran cercha metálica elevada, tras la que situamos el gimnasio, rememora y celebra el pasado y futuro industrial del pueblo.

Una serie de volúmenes a modo de lucernarios apoyados sobre la gran cercha permiten equilibrar la escala del edificio al tiempo que aprovecha al máximo la iluminación natural del interior reduciendo consumos de energía; con el mismo propósito de ahorro se usa toda la superficie del alzado al sur para conseguir ganancias térmicas para la ventilación natural a través de un muro trombe; reutilización del agua para cisternas y riego, bloque de hormigón visto en paramentos interiores, generación de energía a través de biomasa… racionalidad y economía de medios para limitar el impacto del edificio tanto en su construcción como en su utilización y mantenimiento.